icono de facebook icono de twitter

Santa Cruz inicia la recogida separada de residuos orgánicos domiciliarios

|

El municipio será el primero de los cuatro grandes de Canarias en aplicar este servicio, que comenzará a implantarse en el distrito Salud La Salle a partir de noviembre

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha presentado hoy un nuevo servicio de recogida separada de residuos orgánicos que comenzará a implantarse de manera progresiva a partir del mes de noviembre con la instalación de nuevos contenedores, de color marrón, en el distrito Salud La Salle. En el acto de presentación participaron el alcalde José Manuel Bermúdez, el primer teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos y Bienestar Comunitario, Guillermo Díaz Guerra, y el concejal del distrito Salud La Salle, Carlos Tarife. Junto a ellos también acudió David Posada, responsable de Servicio en Valoriza, empresa concesionaria del servicio municipal de limpieza y recogida de residuos.

José Manuel Bermúdez destacó que Santa Cruz será el primer de los cuatro grandes municipios de Canarias en implantar la recogida domiciliaria de residuos orgánicos y explicó que en una fase inicial la adhesión a este servicio será voluntaria, aunque a medio plazo será obligatoria para conseguir aumentar el reciclaje de residuos y cumplir con los objetivos marcados en la normativa europea.

En este contexto, hizo hincapié en los beneficios medioambientales que aporta el reciclaje de residuos, así como el importante ahorro de tasas que conlleva para el Ayuntamiento, dado que cuánto menos residuos se destinan al vertedero, menor es la tasa de tratamiento que se paga.

El alcalde calificó este paso como “un nuevo hito en la progresiva implantación de un sistema de reciclaje moderno en la ciudad, y destacó la labor de la ciudadanía que hasta ahora se ha sumado con compromiso a este reto” y puso como ejemplo que desde 2017 se ha aumentado en un 17% la recogida de papel y cartón y casi un 100% la de envases.

“Ahora llega el momento de afrontar el mayor reto, puesto que tiene como objetivo reducir la recogida de la fracción resto, la mayor de todas y que hasta ahora incluye también los residuos orgánicos”, ha añadido, “pues supone el 85% de total de residuos, incluyendo los enseres”.

De acuerdo con un estudio preliminar, “solo con la recogida separada de orgánica y en función del porcentaje de población que se adhiera al servicio podemos ahorrar desde 400.000 euros, en el caso de alcanzar al 30 % de la población, hasta 1,3 millones de euros, si llegamos al 100%”, aseguró el alcalde.

Por su parte, el concejal Guillermo Díaz Guerra señaló que la directiva europea de gestión de residuos establece que en 2025 un 55% de los residuos debe reciclarse. “Un objetivo ambicioso al que esperamos acercarnos con la recogida de residuos orgánicos, que representan en torno a un 40% del total de residuos de fracción resto que se depositan en el contenedor gris”, puntualizó.

“Europa nos ha ido marcando la senda de la sostenibilidad, y una de las directrices que nos impone es la separación domiciliaria, ya que los residuos no han finalizado su vida útil. Tenemos residuos que puede ser reutilizados, como es el caso del vidrio, o que puede ser reciclados, como los plásticos, o aquellos de los que se pueda obtener energía siendo el caso de la materia orgánica”, señaló el edil de Servicios Públicos.

Díaz Guerra apuntó a que la recogida de materia orgánica será un éxito, porque se comenzará concienciando a los ciudadanos de ello, y apeló a la responsabilidad individual para una ciudad “lo más sostenible posible, ya que desde el Ayuntamiento nos encargaremos de poner las herramientas para que se lleve a cabo la parte que a nosotros nos compete, que será de manera progresiva y comenzando por el distrito Salud La Salle”.

El primer teniente de alcalde destacó que todo el residuo orgánico que se separe irá a parar a la planta de transformación de residuos de Arico, que gestiona el Cabildo de Tenerife, para su uso en la elaboración de compost, que ayuda a enriquecer los cultivos. En esta línea, detalló que “el residuo orgánico que se separe debe de ser de calidad, libre lo más posible de impropios o de otros residuos no orgánicos, para que sirva en la elaboración de compost”.

Recordó que, ya el año pasado, se puso en marcha un servicio de recogida de residuos orgánicos para las empresas que generan gran cantidad de este tipo de desechos, tales como restaurantes, colegios, hospitales, supermercados y hoteles, con el que solo en el primer año se consiguieron recuperar 587 toneladas.

“De esta manera, damos un paso más hacia la implantación de lo que se conoce como economía circular, basada entre otras cosas, en la reutilización de residuos, al tiempo que reducimos la huella de carbono que genera el tratamiento de residuos en los vertederos”, añadió el concejal.

Además, la empresa concesionaria del servicio municipal de limpieza y recogida de residuos, comenzó a repartir de manera gratuita compostadoras para que tanto los particulares como los centros escolares pudieran fabricar su propio compost.

Cronología

En una primera fase, en noviembre y diciembre de este año, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife colocará 147 contenedores en Salud La Salle con capacidad para recoger 117.600 litros. Esta cantidad se irá incrementando en 2022 hasta sumar 246 contenedores en los 14 barrios que conforman este distrito.

Según explicó Carlos Tarife, la elección de Salud- La Salle para comenzar a prestar este servicio se debe a que es el más poblado del municipio, con 60.825 habitantes, lo que representa el 29% de la población de Santa Cruz de Tenerife.

Además, los datos recogidos en un estudio previo, indican que es también el que más residuos orgánicos genera, en torno a un 46% del total.

La siguiente fase del plan de implantación de este servicio, se desarrollará en el distrito Centro-Ifara en 2023 y a partir de ese año y hasta el 2025 se irá implantando en resto de distritos del municipio. Se trata de una programación inicial que podrá ir variando en función de los avances y los resultados que se vayan obteniendo. La previsión es instalar un total de 1.486 contenedores de orgánico.

Cómo funciona el servicio

En los próximos meses, el Ayuntamiento llevará a cabo una amplia campaña de información y concienciación ambiental, bajo el eslogan ¡Organízate! Separa lo orgánico de los residuos, con el fin de explicar a la población residente en qué consiste la recogida de residuos orgánicos y cómo participar.

Además, se ha habilitado un espacio específico en la página web del servicio (santacruzlimpia.es) para que los vecinos y vecinas puedan resolver sus dudas y conocer todos los detalles acerca de qué son los residuos orgánicos, cómo funcionará el servicio, de qué manera se puede adherir la ciudadanía a la recogida separada de este tipo de deshechos, entre otros.

En este contexto, David Posada, responsable de Servicio en Valoriza, empresa concesionaria del servicio municipal de limpieza y recogida de residuos, hizo hincapié en que, a diferencia del resto, los nuevos contenedores están provistos de cerradura y sólo podrán abrirse con llave, para tratar de controlar que no se depositen en ellos otro tipo de residuos que no sean orgánicos. 

Por este motivo, una semana antes de que comiencen a instalarse las primeras unidades, se va a poner en marcha un punto de información itinerante, con el que se recorrerá los 14 barrios del distrito Salud La Salle para entregar una llave a cada una de las familias que deseen sumarse a la iniciativa y hacer uso del nuevo contenedor. En este estand se entregará también un cubo de orgánico, de 7 litros de capacidad, y un paquete de bolsas compostables, para que puedan comenzar separar los residuos en casa.

Además, se ofrecerá información, sobre qué son y qué no son residuos orgánicos, como se deben depositar en el contenedor, siempre dentro de una bolsa 100% biodegradable, y en qué horario, entre las 19:00 y las 21:00 horas.

Ir al contenido