icono de facebook icono de twitter

Más de 1.870 hogares apuestan por la separación del residuo orgánico

|

Con la vista puesta en lograr soluciones sostenibles y con el reto de ayudar a conseguir los objetivos propuestos por la Unión Europea, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de la empresa del servicio de limpieza y recogida de residuos Valoriza, ha recogido 775.250 kilos de residuos orgánicos a raíz de la implantación en 2021 del contenedor marrón para facilitar su separación, una campaña a la que se encuentran adscritos ya 1.878 hogares.

Desde el mes de octubre, y bajo el lema Organízate, el municipio chicharrero viene trabajando en concienciar a la población sobre la necesidad de contribuir al cuidado del entorno con la implantación gradual de un nuevo hábito en los domicilios: la separación de restos orgánicos, como cáscaras de fruta y verdura o sobras de comida, posos de café e infusiones, servilletas de papel usadas, así como pequeños restos de jardinería.

El primer teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, indica que la implantación de la campaña de separación selectiva de residuos orgánicos se ha realizado de forma progresiva, empezando por el Distrito Salud-La Salle. «Desde octubre hemos recorrido una veintena de ubicaciones en los 14 barrios del Distrito Salud-La Salle con diferentes estands informativos moderados por educadores y monitores ambientales, con el objetivo de resolver las dudas de los vecinos y vecinas», explica.

El Consistorio chicharrero ha recogido 775.250 kilos de residuos orgánicos

Paralelamente, se impartieron charlas para la sensibilización acerca de este tipo de separación en 24 centros educativos, alcanzando en torno a 3.600 alumnos, así como charlas en asociaciones vecinales del Distrito para incidir en el compostaje comunitario.

Al mismo tiempo, a través de los puestos de información móviles se ha hecho entrega del denominado Kit de orgánica, compuesto por la llave para abrir el contenedor marrón, al que solo tienen acceso las viviendas inscritas, un cubo para facilitar el desecho de los restos y bolsas compostables.

En esta línea, la primera fase de la campaña de separación selectiva de residuos orgánicos se centró en el Distrito más poblado del municipio y el que, por ende, genera más residuos: Salud-La Salle. En el marco de la puesta en marcha de la implantación, el Consistorio ya instalado ya 147 contenedores marrones. «Tenemos constancia de que, incluso, familias que viven en otros distritos se han querido unir a la iniciativa con el compromiso de desechar sus residuos orgánicos en el contenedor marrón más cercano, un paso más en el compromiso de los vecinos para hacer de Santa Cruz una ciudad sostenible», explica Díaz Guerra.

En 2022, el servicio se continuará implantando en el Distrito La Salud – La Salle, con el objetivo de, en los próximos años, llegar a sumar un total de 1.486 contenedores de residuos orgánicos, con capacidad para recoger un volumen total de 1.189.067 litros. «Los objetivos de la separación de los residuos orgánicos suponen la protección del suelo, la producción y el ahorro de energía, el uso sostenible de los recursos y la lucha contra el cambio climático».

El Ayuntamiento recuerda que todas las personas interesadas en conocer más acerca de este servicio pueden dirigirse a la Oficina de Atención Ciudadana del Servicio de Limpieza o a la web de Santa Cruz Limpia, «a través de la que se proporcionan los instrumentos y recomendaciones necesarias para realizar una gestión óptima de la fracción orgánica».

Ir al contenido